FANDOM


No existen dioses capaces de detenerte, cuando el futuro depende de tus hijos.
Génesis

EVA - La primigenia Editar

EFECTO Editar

Si Eva es la Invocación, lleva al descarte 2 Mana de la reserva de un jugador a elección.

El efecto remueve 2 Mana exactos de la reserva de un jugador a elección, y lleva las cartas correspondientes al descarte. El efecto únicamente es aplicable si Eva es la Invocación del jugador que utiliza el efecto.

ADVERTENCIA Editar

El poder de la carta de remover 2 Mana significa que estas reduciendo no solo sus oportunidades de potenciarse, también estas poniéndote 4 puntos de victoria delante de tu oponente, los 2 que le quitas y 2 que ganas al invocarla.

Sin embargo, para invocarla hace falta un sacrificio muy alto en apoyos. Pero también puede traerse con efectos que modifiquen la invocación, pero en ese caso la distancia se reduce a solo 2 puntos de Victoria.

HISTORIA Editar

Eva nace en el corazón de la burbuja de la primera realidad, cuando la tierra aún no era un planeta pero un desperdigado montón de polvo y roca mezclada en las aguas del ether que lo envolvían todo, como el vacío del universo lo hace ahora con nosotros.

Las manos de los dioses antiguos tomaron este barro primigenio y le dieron forma y figura, una perfecta para subsistir en cualquier rincón de la creación, dotándola de todo lo que ellos no tienen: una voz que se escuche en el aire, ojos que le permitan enfocarse en sólo lo que tienen delante y no todo lo que existe, un corazón que le impida secarse llenándola de todas las emociones que cada dios siente individualmente; y por último, la libertad de existir independientemente de los dioses mismos, le concedieron la capacidad de generar vida, a su imagen y semejanza a la perfección pero enriqueciéndose con cada elemento dador.

Caminó así día a día de la mano de Adan, su compañero, su hermano mayor y amante podría decirse, aunque no era humano ni su misma especie, se mezclaban porque uno era lo que el otro no. Adan existía para admirar, era un observador, un ser que buscaba los detalles del universo tratando de enseñarle a los dioses lo que ellos desconocen. Ella no tenía una razón de ser tan clara. Adan solo existía para apreciar, mientras que Eva creaba para sobrevivir, sentía para ser feliz y odiaba para fortalecerse.

Eva amaba a Adan, de una forma que jamás podrían entender las arcaicas entidades. Eva veía en Adan esa tranquilidad y seguridad que necesitaba y que los dioses no podían darle, Adan no podía amar, pero eternamente le encontraba detalles que admirar haciéndole imposible separarse.

Los dioses al crear a Eva, no conocían el significado de la muerte, pero hicieron su primer experimento haciéndola imperecedera, mas su vientre sufría de esa enfermedad desconocida, su descendencia fue puramente mortal.

Mientras Adan vagaba por los jardines de los dioses embelesado por la variedad y la riqueza de vida, Eva creaba rios con sus lágrmias al ver a sus hijos morir, una y otra vez.

Alimentada en furia e impotencia, ayuda a sus hijos a desprenderse de la necesidad de aquellos dioses que juegan con el universo, con la esperanza de que un día, evolucionen, se levanten y logren darle muerte a aquellos inmortales...