FANDOM


Wiki-background

Descubre un universo de leyendas jamás contadas, de héroes y bestias, dioses y titanes. Los portales se abren bajo tu control. Domina las más poderosas invocaciones para convertirte en el invocador Supremo.

Invocadores Editar

Miniinvocadora

Los invocadores no son siempre de sangre, algunas personas normales se aprovechan de los artefactos y reliquias que les permiten abrir portales, pero todos deben pasar un arduo entrenamiento que llevaría a una muerte segura al más grande de los simples magos costeros.

Fuertes, resistentes, ágiles y por sobre todo con una imponente presencia. Los invocadores supremos, a diferencia de los archimagos, deben tener cuerpo y mente en un estado constante de alerta y control absoluto. El doblegar dioses, bestias y demonios no se alcanza con hechizos ni plegarias, el invocador debe estar por sobre ellos, debe ser capaz de domar dragones con sus propias manos y mantener a raya a entidades de energía pura con sólo su pensamiento.

Manipuladores o almas en armonía con el universo, cada uno se forja a si mismo para conseguir sus objetivos y afianzarse no solo a las leyes elementales, sino también al trato con sus invocaciones, pues estas tienen sus propias intenciones, sus propios objetivos y son libres de actuar al ser llamados.

Invocaciones Editar

Invcth

Pobre de aquel que cree que una invocación es un esclavo, de aquellos que subestiman la libertad se alimentan los elementales de fuego, sobre aquellos que creen que su palabra tiene algún peso caminan los golems de lava, se lamentan las pobres almas que son poseídas por los demonios a los que quisieron contener con un simple círculo de tierra y sal...

Las invocaciones no respetan ni defienden a quienes les llaman si no se está a la altura. Sacrificios y tributos son la base de una relación sana entre invocación e invocador, no entenderlo puede estancarte o abusar de esto podría llevarte a desvanecerte de la realidad.

El llamado es una invitación, no siempre es respondido y no siempre se tendrá acceso a todas las posibilidades. Cada invocador debe aprender y conocer sus límites y alcances, pero justamente allí radica la diferencia entre un Invocador Supremo y un aprendiz, no importa la cantidad de seres a los que puedas traer, sólo se puede traer una y la eficacia se revela en los resultados, donde las invocaciones más poderosas seguirán a los invocadores más poderosos, no hay premio en quien se vanagloria de numerosas victorias egoístas...

Los elementos Editar

La realidad en la que existimos, está atada a cuerdas complicadas y leyes que no podemos alterar. Sin embargo, nada impide el tomar esas cuerdas y ajustarlas para cumplir nuestros cometidos. El mago, utiliza palabras y ademanes para enroscar y tejer mantos de leyes que abren canales entre su imaginación y el universo.

El invocador, de la misma forma, agrega a la ecuación eslabones de mana, formando una cadena entre su tiempo y espacio y el de la criatura o ser al que quiere invocar. A través de una grieta dimensional es capaz de arrastrar a cualquier ser viviente o incluso manifestaciones de la naturaleza como tormentas y terremotos.

Cada eslabón que el invocador forja, es escrito con toda la información que se necesita para que los hilos del universo conecten a este cazador con su presa. El eslabón más importante, es el elemento.

Si el Mana es la materia de vida, el Elemento es el alma que representa su personalidad y figura.

Puede compararse a las arcaicas creencias de los signos zodiacales, antes las influencias astrales te definían en cómo eres, hoy se sabe que esto ocurría porque el universo entero está conformado por los mismos 4 elementos y el mana que les permite existir. En una entidad de Fuego, arderá en su espíritu más de este elemento que de cualquier otro, un espíritu de la tierra estará siempre en armonía con la naturaleza porque esa es su naturaleza, la libertad de los seres de Aire se reflejará en cada profunda respiración, y los indomables pero templantes hijos del mar desbordarán Agua en su atributo principal.

Estos 4 elementos pueden mezclarse y combinarse, pero al invocar sólo se necesita del principal. Algunas invocaciones pueden tener más de un elemento, pero esto pertenece sólo a los antiguos dioses y las primeras personas que caminaron en el planeta, ya que su nacimiento fue deforme y caótico.

Apoyos y Conjuros Editar

14895672 1844420759126567 1078247115 o

Cuando el invocador no desea traer a su plano una invocación, puede aún usar su poder y esencia. Una invocación puede materializarse o ser la energía y espíritu que alimente un ritual superior.

Aquí es donde el entrenamiento se ve reflejado. Velocidad, astucia, inteligencia y fuerza le serán necesarias si quiere sobrevivir como invocador.

Como apoyos sólo llamaran a aquellas invocaciones que tengan una personalidad humilde. Mientras más maleable sean, más aportarán a la batalla siendo escudos ante amenazas y espadas para avanzar, pero no esperes más de ellos que una mano, exigirles en su libre albedrío podrían volverse y devorarte con la misma facilidad con la que te están ayudando, recuerda, el invocador es dueño de la puerta no de sus habitantes...

Como conjuros, las almas de las entidades convocadas hacen su aparición interviniendo el terreno, el viento y el espíritu de las criaturas en combate, aquí sólo escucharán el llamado las invocaciones que desborden mana en su alma pues su presencia estará atada al corazón del invocador.

Mana Editar

Mana

¿Qué ocurre con aquellas invocaciones sacrificadas? ¿Dónde van los caídos en batalla? Cada ser vivo en este universo, subsiste con cantidades distintas de Mana. El Mana, es una forma de materia mezclada con energía, no existe en los planos mortales, sólo los magos e invocadores pueden verla y controlarla.

En base al Mana, las invocaciones pueden materializarse, mientras más Mana tengan, mayor será su presencia en el plano de los mortales, se cree que inyectando el suficiente caudal de Mana, una invocación podría cruzar permanentemente.

Mientras más grande sea el alma de la invocación, mayor será el sacrificio y más verás de esta sustancia desprenderse en el aire.

Las invocaciones sin mana, como las conjuradas, se las puede sentir como sombras, pero los apoyos alimentados de Mana crean un espejismo, parecen formas físicas, pero no coexisten en el mismo plano que el invocador.