FANDOM


"Cuando los ángeles fueron un plan de los cielos, Phrimero fue concebido con forma y poder de los dioses, mas aún así se resguardaron, haciendolo el primer mortal en toda la existencia." Libro del Génesis Cap 1

ADAN - El único Editar

ESTRATEGIA Editar

Es la única carta que alcanza 7 de Poder base. Convirtiendola en una poderosa invocación sin necesidad de potenciadores.

No hay que dejarse tentar por este gran poder, cae una tremenda responsabilidad en la estrategia respaldo o las condiciones adecuadas, debido a que es un regalo de 7 puntos de victoria al ganador de la ronda.

HISTORIA Editar

Cuando el cristal del gyalis se quebró, los absolutos decidieron que existir en soledad, era monótono. Para romper con el equilibrio que los mantenía en el constante y perpetuo infinito, se envolvieron a ellos mismos con el universo, mezclándose y fusionándose, naciendo así los 7 dioses antiguos. Cada uno se diferenció del otro, pero todos tenían en común un objetivo: el caos.

Amaban el caos, lo deseaban, pero a medida que ellos mismos sentían el regreso al equilibrio del absoluto, se dieron cuenta de sus límites, que necesitaban aprender más del cosmos, las creaciones que provocaron con el caos serían la respuesta, si sus existencias se alimentaban de la locura y el descontrol de estas nuevas formas a las que llamaron vidas, podrían evitar regresar a ese estado absurdo de paz.

Encerrados en una burbuja dieron origen a las dimensiones, a las formas y los sólidos. El cielo tuvo nombre y la tierra tuvo vientre. Pero la presencia de los dioses antiguos en la tierra era demasiado poderosa, así se separaron y encerraron a si mismos para evitar que sus planes se arruinaran.

Había mucho que aprender, pero encerrados jamás progresarían, así que unieron sus mentes para idear al ser perfecto. De esa idea original nace Phrimero, un ser simple cuya única razón de ser es la admiración, de esta forma, los antiguos aprenderían y descubrirían los detalles que les permitirían en algún momento regresar y crecer el caos, evitando por fin el equilibrio.

Phrimero caminó sin descanso, pues no conocía su significado. En sus viajes, se encontró con un dios joven que lo le enseñó el camino y la delicadeza de la vida. Este dios joven, desconocía el lenguaje y origen de Phrimero, adoptándolo como una criatura perdida, entonces lo apodó Adan y juntos planearon lo que sería el futuro de toda la tierra. Milenios tardaron los antiguos en darse cuenta de que no estaban solos en la creación, pero no temían ser traicionados, pues, aunque no supieran lo que es morir, sabían lo que es dejar de existir y Adan, desaparecerá en el momento que ellos dejen de pensarlo... Pero el potencial de mantenerlo en el universo, fue revelado por su siguiente obra maestra: Eva.